Semana 7 de embarazo

Semana 7 de embarazo

El “embarazo” del papá


En nuestra cultura es común que los hombres también se sientan afectados por el embarazo de su pareja; esto es conocido como el “síndrome del embarazo” y no es otra esa que los síntomas que tú puedes manifestar cuando tu pareja espera un bebé.


El embarazo es fundamental no sólo para la madre o para su bebé, es un tema que de toda la familia, y el padre debe asumir el rol que le corresponde como apoyo a la madre e hijo, y si tienen otros hijos el apoyo es clave. Pero este tema implica también una serie de cambios y nuevas responsabilidades en su vida en diferentes temas que a continuación referiremos.


Muchas veces se manifiestan con los mismos problemas y malestares que tiene tu pareja: indigestión, nauseas, antojos, dolor de espalda, aumento de peso...entre otras cosas. Existen varios estudios que han demostrado que el 20% de los padres se ven afectados por este síndrome.


Es común ver que al principio el hombre se entusiasma mucho y forma parte de todo lo relacionado con el próximo nacimiento. Sin embargo, es común también que una vez pasada la novedad y la emoción, la pareja se ausente constantemente de las visitas al médico, las compras del ajuar o para la decoración del dormitorio del bebé. Debes recordar que la responsabilidad es compartida y que nada es más valioso para tu pareja que el hecho que
participes y demuestres tu interés en los asuntos del embarazo.


Paradójicamente, ahora que tu pareja lleva una vida dentro, es una persona mucho más fuerte pero a la vez mucho más vulnerable y susceptible. Su cuerpo cambia, empieza a engordar, su piel sufre los estragos del estiramiento y hacen su aparición las famosas estrías; todos estos cambios externos podrían desencadenarse en una depresión. Esta es una etapa muy importante de la vida en pareja y es justamente ahora cuando tú debes hacer uso de toda tu fortaleza para no permitir que nada le perturbe a la mamá, que ella se sienta querida y constantemente halagada. No olvides, que tú tienes la misma responsabilidad que la mamá en este proceso.

Regresar al blog