Ya nació mi bebé...

Ya nació mi bebé...

Los recién nacidos tienen cabezas grandes, poco cuello, piernas cortas y torsos hinchados. Dado que el recién nacido promedio ha estado alrededor de 12 horas tratando de pasar por el canal del parto, probablemente su cabecita se vea deformada o con forma de cono. Los bebés nacidos por cesárea, que no tienen que atravesar el canal del parto, llevan una ventaja en lo que respecta a belleza: sus cabezas no se comprimen, de manera que llegan al mundo lindas y redondas. 

No debes preocuparte demasiado por las llamadas fontanelas o partes blandas en la cabeza de tu bebé. Éstas son aberturas del cráneo que permiten que los huesos se compriman lo suficiente como para poder pasar por el canal del parto. La fontanela posterior tarda alrededor de cuatro meses en cerrarse, mientras que la fontanela anterior lleva entre nueve y 18 meses.

Hasta hace poco tu bebé estuvo muy acurrucado dentro tu útero y probablemente parecerá que está encogido durante un tiempo, porque no tendrá las piernas y los brazos totalmente extendidos. Incluso podrías creer que tiene las piernas torcidas. No te preocupes, tu bebé se estirará poco a poco, y para cuando cumpla 6 meses ¡se habrá estirado totalmente! Mientras se está adaptando a la vida fuera de los tibios y seguros confines de tu útero, podría gustarle estar envuelto bien apretadito en una mantita ligera. Aprende cómo envolver a tu bebé de manera cómoda y segura.


La vista de tu bebé todavía es un poco borrosa. Los bebés nacen cortos de vista (con cierto grado de miopía) y pueden ver mejor las cosas cuando están a una distancia de 50 a 60 centímetros (de 20 a 25 pulgadas), así que tu bebé puede ver tu rostro claramente sólo cuando está cerca.
Tu bebé aún no puede prestar atención a lo que sucede a su alrededor por largos periodos de tiempo. Por eso acostumbrarse a estar en el mundo le proporciona por ahora toda la estimulación que necesita. Pero puedes considerar colgar un objeto sencillo con un dibujo de colores blanco y negro encima de su cuna o su mesa de cambiar pañales, para que pueda mirarlo. 

Cuando tu bebé cumpla 6 semanas, la mayoría de las condiciones de la piel del recién nacido, ictericia, acné miliar, entre otras probablemente hayan desaparecido. Y si no, pronto lo harán. El cordón umbilical ya se habrá caído y lucirá un pequeño y precioso ombligo. Y después de los primeros días de vida, aumentará de peso rápidamente, en promedio de 3,5 a 10,5 onzas por semana (100 a 300 gramos aprox.), lo que significa que se volverá más regordete, su piel se rellenará y comenzará a verse como un "verdadero" bebé.
Incluso si tu bebé nació con mucho cabello, es posible que comience a  perderlo parcial o totalmente en las primeras semanas o meses. No te preocupes. Volverá a crecer, aunque posiblemente luzca diferente cuando esto suceda. Muchos bebés también tienen áreas donde no les crece el pelo, que se forman al descansar sus cabezas en la cuna y otras superficies, pero todas ellas terminarán cubiertas de cabello cuando comiencen a pasar menos tiempo echados boca arriba.


Notarás que el aspecto y la conducta de tu bebé irán cambiando semana a semana, disfruta de esta evolución; no dejes de tomar fotos y grabar vídeos de estos mágicos y únicos momentos que disfrutarás mucho con tu esposo, tu familia y en pocos años… ¡también con tu bebé! 


http://espanol.babycenter.com

Regresar al blog